¿Cuáles son las contraindicaciones de Fluimucil?

La variedad de presentaciones de la familia Fluimucil ofrece una amplia gama para ayudar a combatir los catarros, gripes y resfriados que normalmente nos visitan a partir del otoño. Los laboratorios Zambon, responsables de la producción y comercialización de Fluimucil, han diseñado una serie de productos que pueden ser dispensados prácticamente a todo tipo de pacientes, y que están disponibles bajo diferentes formatos como son el jarabe, los sobres de granulado para solución oral o los comprimidos efervescentes.

El principio activo de Fluimucil es la acetilcisteína, que es un elemento que se utiliza en farmacología desde la década de los 60 y que tiene la propiedad de hacer el moco más fluido y facilitar su expulsión. Sin embargo, y como cualquier medicamento, hemos de tener presente que Fluimucil presenta una serie de contraindicaciones, las cuales hemos de conocer antes de comenzar un tratamiento.

Qué tener en cuenta antes de tomar Fluimucil

  • En primer lugar, hemos de consultar siempre a nuestro médico o farmacéutico antes de empezar cualquier tratamiento farmacológico, comunicándole si padecemos alguna alergia o enfermedad crónica. Por ejemplo, en el caso de la gama Fluimucil, hemos siempre de alertar si padecemos alguna enfermedad respiratoria grave o sufrimos de asma, ya que pueden existir contraindicaciones.
  • Fluimucil es un medicamento que puede provocar un aumento de flemas y mucosidad al inicio del tratamiento, sin embargo, esto es algo normal que tiende a desaparecer a medida que seguimos con el tratamiento recomendado.
  • Si al tomar Fluimucil notamos molestias de índole estomacal, como medida preventiva hemos de suspender el tratamiento y comunicarlo inmediatamente a nuestro médico o farmacéutico.

Como información de interés, la acetilcisteína, que es el principio activo de las distintas presentaciones de Fluimucil, tiene una molécula de azufre, que en algunas ocasiones puede dar lugar a un característico olor sulfúreo (como de huevos podridos). No quiere decir que el medicamento se encuentre en mal estado ni caducado, es una característica propia del producto.

¿Qué efectos adversos tiene Fluimucil?

Fluimucil puede llegar a provocar algún tipo de efectos adversos, aunque esto no quiere decir que vaya a afectar a todas aquellas personas que lo consuman. La tasa de efectos secundarios no es elevada, siendo los más habituales los incluidas como poco frecuentes (afectación 1 de cada 100 personas a 1 de cada 1000). Estos efectos pueden ser: 

  • Somnolencia. 
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor de cabeza. 
  • Dolor y ardor de estómago. 
  • Diarreas. 
  • Erupción cutánea. 
  • Zumbido de oídos.

¿Contiene alcohol y azúcar el jarabe de Fluimucil?

Algunos jarabes para la tos o antitusivos que se consumen habitualmente llevan algo de alcohol en su composición, aunque en dosis muy bajas. Esto lleva a que no sean aptos a determinado tipo de pacientes, como los niños. La composición de Fluimucil prescinde por completo de este elemento, por lo que se trata de un remedio seguro y apto para todo tipo de personas. 

Referido a los azúcares, Fluimucil cuenta con sacarina sódica y sorbitol como elementos edulcorantes, haciendo que pueda ser un producto tolerado por diabéticos. El sorbitol se caracteriza además por ser no cariogénico. Además, cuenta con un agradable aroma a fresa y granadina.