Cómo hacer una higiene nasal para limpiar las vías respiratorias

Cómo hacer una higiene nasal para limpiar las vías respiratorias

Mantener una adecuada limpieza en las fosas nasales es un ejercicio de salud. La razón es, básicamente, que la forma correcta de respirar es a través de la nariz, por lo que cuidar la higiene nasal es sinónimo de salud respiratoria.

Las fosas nasales están tapizadas por una serie de vellosidades, cuya misión es filtrar el aire que se inspira y evitar que entren al sistema respiratorio partículas que puedan dañarnos. De igual manera, al respirar por la nariz, estas vellosidades ayudan a que el aire tome un rango óptimo de temperatura. Sin embargo, respirar por la boca, cosa que hacemos cuando la nariz está taponada, hace que la garganta se nos reseque y seamos más propensos a que el catarro o resfriado se prolongue en el tiempo.  Así es como funciona el aparato respiratorio, por lo que vamos a enseñarte cuál es la mejor manera de limpiar tus fosas nasales para que puedas respirar mucho mejor.

Limpiar bien la nariz paso a paso

En adultos, la limpieza de la nariz puede hacerse de 2 maneras sencillas, con una solución salina que podemos adquirir en la farmacia o prepararla nosotros mismos. Si decides hacerla en casa toma nota de cómo prepararla.

Cómo preparar una solución salina casera 

La solución salina se prepara mezclando en medio litro de agua una cucharadita de sal y una pizca de bicarbonato sódico. Remueve y agita bien hasta que los ingredientes queden bien disueltos.

Método de higiene nasal con una solución salina

  1. Adquiriremos en la farmacia una perilla de goma, la cual rellenaremos hasta la mitad con la solución salina que hemos preparado anteriormente, o bien, con la que hemos comprado.
  2. Posteriormente, ladeamos la cabeza e introducimos la perilla por la fosa contraria. Es decir, si hemos ladeado la cabeza a la derecha, introduciremos la perilla por la fosa izquierda. 
  3. Presionamos hasta que el agua salga por la fosa contraria, repitiendo el proceso por el otro lado. Se recomienda hacerlo todo sobre el lavabo.
  4. Finalizaremos sonándonos la nariz con un pañuelo desechable para eliminar cualquier resto.

En caso de no disponer de la perilla podemos hacer una higiene nasal más rudimentaria. Prepararemos la misma solución salina  o bien, con la que hemos comprado y la colocaremos en el hueco de la palma de la mano. Aspiraremos esta solución por fosas alternas y nos sonaremos para que salga todo el moco posible.

¿Y cómo limpiar las fosas nasales de los niños?

Normalmente, los niños pequeños no suelen colaborar en este tipo de lavados, ya que la solución salina termina haciéndoles llorar, aunque son muy necesarios para que puedan respirar mejor. La mejor manera de proceder es con el niño tumbado boca arriba y con la cabeza ladeada, de tal manera que introduciremos la perilla con la solución, que puede ser en formato monodosis, por el agujero nasal que haya quedado arriba. Repetiremos después el proceso del otro lado.

Cuando son algo más mayores puede hacerse de la misma manera, pero con el niño sentado y siguiendo los pasos, primero por una fosa y luego por la otra.

Algunas consideraciones sobre higiene nasal

Es muy recomendable que la solución salina se prepare con agua destilada o mineral y, en caso de hacerla con agua del grifo, se debe conocer su dureza y saber que esta cumple con los requisitos básicos de salud. 

La perilla de goma ha de estar bien limpia, para ello podemos esterilizarla en agua hirviendo durante unos minutos y dejarla enfriar. Igualmente, tras el uso de la perilla, debemos limpiarla concienzudamente.

Si tenemos la nariz muy taponada, difícilmente podremos aspirar, por lo que previamente debemos limpiar manualmente el moco acumulado sonándonos. 

En caso de sangrado nasal, mejor no realizar este tipo de limpiezas y consultar a nuestro médico.

Remedios caseros contra la mucosidad en niños

Remedios caseros contra la mucosidad en niños

El grupo de edad formado por los más pequeños de la casa es uno de los más vu

Las enfermedades más comunes del sistema respiratorio

Las enfermedades más comunes del sistema respiratorio

El buen funcionamiento del sistema respiratorio puede verse afectado por mult

Cómo y cada cuánto tomar Fluimucil

Cómo y cada cuánto tomar Fluimucil

En muchas ocasiones, algunos procesos catarrales y gripales pueden presentar