Cómo y cada cuánto tomar Fluimucil

Cómo y cada cuánto tomar Fluimucil

En muchas ocasiones, algunos procesos catarrales y gripales pueden presentar una cierta acumulación de mucosidad que dificulta la respiración y produce sensación de pecho cargado y malestar general. Conocer el empleo adecuado de los medicamentos mucolíticos nos ayudará a mejorar rápidamente nuestros síntomas. 

Fluimucil es uno de los medicamentos mucolíticos más empleados en este tipo de procesos. Este fármaco de venta sin receta actúa expulsando la mucosidad mejorando la respiración en procesos catarrales y gripales. Consulta a tu farmacéutico y aprende cómo y cada cuánto tomar Fluimucil Forte u otras de las presentaciones del medicamento.

Un medicamento mucolítico de gran eficacia en múltiples presentaciones 

Probablemente ya te hayan recomendado cuáles son los mejores mucolíticos para tu proceso catarral. Pero ¿sabes cómo y cada cuánto tomar Fluimucil?  Encuentra el producto que se adapte a tus necesidades. A continuación, detallamos la posología y características de todos ellos, así como para qué tipo de pacientes están indicados: 

  • Fluimucil Forte: Se presenta en comprimidos efervescentes de 600 mg/día. Solo hay que tomar uno al día y no deben tomarlo niños ni adolescentes, ya que existen otras presentaciones más adecuadas para ellos. 

Contiene acetilcisteína como principio activo, que actúa disminuyendo la viscosidad del moco, fluidificándolo y facilitando su eliminación. 

  • Fluimucil Jarabe: Si prefieres las presentaciones líquidas, este jarabe de sabor a fresa y granadina, es apto para adultos.  Contiene como principio activo la acetilcisteína, y se debe tomar 15 ml. de solución oral una vez por día. 
  • Fluimucil 200 mg: Es la presentación dirigida a niños y adolescentes mayores de 12 años, en forma de granulado para solución oral de agradable sabor a naranja. Se debe tomar un sobre cada ocho horas. 
  • Fluimucil Complex: Es una asociación de Fluimucil (con el principio activo de la acetilcisteína) más paracetamol. Éste último es muy efectivo para reducir el dolor y la fiebre, aliviando el malestar general. Está indicado para el alivio de los síntomas de resfriados y procesos gripales que cursen con o sin fiebre, dolor leve o moderado y secreciones mucosas espesas, y siempre en adultos y adolescentes mayores de 12 años. 

Ya podemos saber cuál de estas presentaciones encaja mejor con nuestra edad y con los síntomas que presentamos, siempre teniendo en cuenta que con un medicamento mucolítico el objetivo principal es facilitar la eliminación del exceso de mocos y flemas, disminuyendo la viscosidad del moco y fluidificándolo. 

¿Se debe tomar un medicamento caducado?

Nunca se debe tomar de manera consciente un medicamento caducado y Fluimucil no ha de ser una excepción. Pero a veces ocurre, no se consulta la fecha de caducidad previamente y hemos consumido dicha dispensación con la fecha vencida. Los medicamentos como Fluimucil no suelen tener una mayor incidencia de efectos adversos por estar caducado, aunque quizás pierdan algo de eficacia con el tiempo, ya que la fecha de caducidad es aquella que garantiza la estabilidad del producto.

Hay presentaciones más estables que otras, como suelen ser los sólidos (cápsulas y comprimidos), a diferencia de jarabes y líquidos, que son menos estables y suelen tener caducidades más cortas sobre todo una vez abiertos los frascos.  No obstante, esto no ha de ser una excusa. Siempre es recomendable hacer una limpieza periódica de nuestro botiquín y llevar al punto SIGRE más próximo los medicamentos caducados. No merece la pena consumir Fluimucil caducado porque es importante aprovechar todas sus propiedades.