¿Cuál es la composición de Fluimucil?

Fluimucil es un medicamento mucolítico cuyas propiedades se descubrieron en los años 60. Es un medicamento que dispone de diferentes presentaciones y lo comercializa laboratorios Zambon, siempre en vanguardia, y pionero en el desarrollo de este medicamento que hoy es conocido en todo el mundo.

Encontrar Fluimucil es sencillo, basta con visitar cualquier farmacia. También es una de las primeras opciones que barajan los profesionales de la salud a la hora de dispensar un medicamento que es eficaz a la hora de disminuir la viscosidad del moco, fluidificarlo y facilitar su expulsión. Pero, en determinadas ocasiones, podemos preguntarnos cuál es la composición de Fluimucil y cuál es el mecanismo a través del cual consigue sus efectos. ¿Quieres conocer más sobre Fluimucil y su composición?

Composición de un mucolítico como Fluimucil

Las diferentes presentaciones de Fluimucil tienen como base la acetilcisteína. Se trata de un principio activo mucolítico de acción directa rompiendo los puentes disulfuro del moco viscoso que consigue así fluidificar la mucosidad al hacerla menos espesa, facilitando su expulsión. De igual forma, activa el epitelio ciliado, con lo que se favorece la acción expulsiva de los mocos por medio de la expectoración. Los efectos secundarios no son frecuentes, pero pueden aparecer náuseas, vómitos, cefalea, o hipersensibilidad.

Fluimucil posee una amplia gama de productos en diferentes formas de presentación, como son el jarabe, los comprimidos o los sobres granulados. Además, la acetilcisteína como principio activo, puede asociarse al paracetamol en la composición de Fluimucil Complex. El paracetamol es un aliado perfecto de la acetilcisteína, ya que se trata de un antitérmico y analgésico muy indicado en los procesos catarrales y resfriados cuando estos cursan además de con hipersecreción de moco, con algún tipo de dolor o se acompañan de fiebre o malestar general. Por eso, Fluimucil Complex es una solución eficaz para aquellos catarros y gripes en los que cursan con estos síntomas y nos encontramos especialmente mal.

Otros elementos en la composición de Fluimucil

Como cualquier medicamento, Fluimucil completa su composición con los excipientes, que son los componentes de un medicamento diferentes al principio activo y que tienen como misión ayudar a que este obtenga su forma deseada, ya sea un comprimido, un granulado o un jarabe. No tienen efecto terapéutico, pero gracias a ellos es mucho más cómoda su administración.

En el caso de las diferentes presentaciones de Fluimucil, contamos con la ventaja de no contener productos que son sensibles a algunos pacientes, como el gluten. El alcohol, presentado bajo distintas formulaciones en muchos productos para los catarros, tampoco forma parte de la composición de los jarabes de Fluimucil. Por tanto, se trata de una dispensación adecuada para la mayor parte de usuarios que quieran mejorar los síntomas de su proceso catarral o gripal.

Los medicamentos, para que resulten efectivos, han de tomarse siguiendo las pautas que se indican en los prospectos, y conservándolos tal y como nos indique el fabricante, normalmente alejados de la luz y a una temperatura fresca y estable. Una vez cumplida su fecha de caducidad, nunca tirarlos a la basura, sino depositarlos en una farmacia para que puedan ser convenientemente desechados.

Los laboratorios Zambon desarrollan sus productos siguiendo los más estrictos criterios de fabricación y con la tecnología más avanzada. Buena prueba de ello es el éxito que Fluimucil posee alrededor del mundo y los años que lleva contribuyendo a la salud de los pacientes con hipersecreción de moco.