Qué hacer si tienes tos con mocos durante el embarazo y la lactancia

Qué hacer si tienes tos con mocos durante el embarazo y la lactancia

Las molestias de un catarro o resfriado pueden verse acentuadas en diversos casos, como el del embarazo. Este maravilloso estado de buena esperanza lleva asociados algunos inconvenientes como pesadez en las piernas, acidez, alteraciones de sueño, por poner solo unos ejemplos. Además, si la mujer gestante tiene la mala fortuna de resfriarse y sufre tos con mocos durante el embarazo, ha de tomar algunas precauciones a la hora de medicarse, ya que algunos principios activos pueden causar interacciones con el feto que resultan peligrosas. Por esa razón, en periodo de embarazo o lactancia, consulte al médico para recibir un consejo más individualizado. 

Hay que tener presente que en algunas ocasiones, el salir de un catarro o resfriado y librarse de la tos con mocos en el embarazo y la lactancia, puede ser un proceso más largo de lo normal.

Qué tomar en un resfriado con tos y mocos en el embarazo y lactancia

La acetilcisteína, el principio activo de los mucolíticos  como Fluimucil Jarabe que nos ayudan a combatir catarros y resfriados, no ha demostrado  efectos secundarios en animales durante el embarazo, y no se tienen datos suficientes para el periodo de lactancia. Por tanto, ha de consultarse al médico en cada caso concreto si se puede proceder a la administración de un medicamento con este principio activo en caso de embarazo, o durante la lactancia.

Formas de combatir la tos con mocos en embarazadas

Por tanto, ¿qué podemos hacer en caso de resfriarnos si estamos dando pecho? Nada mejor que seguir las indicaciones lógicas de siempre y seguir algunos remedios caseros para el catarro,  como mantener la estancia ventilada para que el ambiente se refresque y renueve el aire. Humidificar la sala es una buena idea, con ello conseguimos que la mucosidad se vuelva menos espesa y pueda salir antes. Tomar vahos y efectuar lavados nasales es otro de los remedios más indicados, nos hará sentir mejor y podremos recuperar antes el ritmo habitual de nuestra vida.

Mantener la hidratación es fundamental, por lo que debemos beber toda el agua que sea posible, haciendo además algo de reposo relativo. Tanto el embarazo como la lactancia son momentos de mucho desgaste.  En pocos días notaremos un alivio importante y podremos seguir con nuestro ritmo.

Recuerda, siempre consultar a un médico en caso de duda y nunca tomar la iniciativa en cuanto a la administración de medicamentos en caso de estar embarazada o en período de lactancia.

Las enfermedades más comunes del sistema respiratorio

Las enfermedades más comunes del sistema respiratorio

El buen funcionamiento del sistema respiratorio puede verse afectado por mult

Aprende a prevenir gripe, catarros y resfriados

Aprende a prevenir gripe, catarros y resfriados

El paso del verano al otoño es la temporada crítica, ya que con los primeros