Conocer el significado de la mucosidad según el color que presenta

Cuando sufrimos un proceso respiratorio, tipo catarro o gripe con mucosidad, ésta habitualmente puede presentarse con colores diferentes. Hoy nos preguntamos qué querrá decir este color. La realidad es que una u otra tonalidad de la mucosidad suele significar diferentes tipos de procesos respiratorios, y por ello vendrá muy bien conocer el significado de cada uno para poder tratar nuestro proceso de forma correcta.

La mucosidad presente en mayor cantidad en el catarro o la gripe, está compuesta por agua, lípidos glicoproteínas, mucopolisacáridos e inmunoglobulinas, y tiene la función de proteger a nuestro aparato respiratorio de agresiones externas. Actúa atrapando virus, bacterias y partículas nocivas y, posteriormente, los cilios de las células del aparato respiratorio, mediante sus movimientos, la expulsan al exterior del organismo.

En función del proceso respiratorio, el color de la mucosidad será diferente. Podremos tener mocos amarillos, mocos verdes, mocos blancos o mocos marrones, siendo las épocas fría los momentos en los que más habitualmente se produce este incremento de producción de mucosidad.

La secreción de moco es necesaria para que nuestro organismo funcione bien

De forma diaria se produce una cantidad fisiológica de moco que es imprescindible para que los cilios trabajen de forma adecuada y realicen su tarea de expulsión de la mucosidad que en su función protectora ha captado los agentes dañinos que pueden entrar en el aparato respiratorio durante nuestra respiración. Conocer qué significa el color de nuestras mucosidades nos dará pistas, a la hora de elegir el tratamiento más adecuado para nuestros síntomas.

Tipos de mucosidad nasal según color

Aunque la dimensión patológica del color de la mucosidad debe ser examinada en cada caso, el estudio Sputum colour: a useful clinical tool in non-cystic fibrosis bronchiectasis elaboró una tabla de colores de las mucosidades usando fotografías que representan las tres gradaciones típicas del color: mucoide (M; transparente), mucopurulento (MP; amarillo pálido/pálido verde) y purulento (P; amarillo oscuro/verde oscuro). El color de las mucosidades puede predecir la colonización bacteriana, siendo el transparente el menor y el purulento mayor. Considerando el concepto médico, podríamos clasificar el color de la mucosidad de la siguiente forma:

  • Mocos transparentes: se componen principalmente de agua, proteínas, anticuerpos y sales disueltas. Se trata del tipo de mucosidad más frecuente e indica que está todo bien, ya que los tejidos nasales la producen durante continuamente. 
  • Mocos blancos: son un síntoma de congestión y su aparición indica que los tejidos inflamados de la nariz están desacelerando el flujo del moco. Al volverse más viscoso por un resfriado o proceso gripal, es más difícil de expulsar y aumenta el riesgo de infección y complicaciones pulmonares.
  • Mocos amarillos: vienen a manifestar que la infección puede estar avanzando, pero también indican que los glóbulos blancos están llegando al foco de esa infección microbiana. Hay que tener en cuenta que un proceso catarral puede durar, inevitablemente, de 10 a 14 días,  por lo que la mucosidad a partir de los primeros días poco a poco se irá tornando de un tono ocre.
  • Mocos verdes: indican que nuestro sistema inmunológico está realmente luchando contra una infección. Si se prolongan durante varios días, lo mejor es consultar al médico ya que puede ser el signo representativo de diferentes patologías respiratorias como una bronquitis aguda, una sinusitis … En caso de tener también fiebre u otros síntomas como náuseas, se debe ir al médico inmediatamente.
  • Mocos rojos o rosados: no son otra cosa que sangre e indican que el tejido nasal se ha dañado de alguna forma, seguramente debido a la sequedad de los capilares, por irritación o por haber recibido algún golpe. Si no van acompañados de otros síntomas y solo aparecen al sonarse la nariz (no al toser), no tienen por qué ser un síntoma preocupante, pero si aparece al toser o arrancar se debe ir al médico. 
  • Mocos marrones: pueden contener también sangre, aunque lo más habitual (si no aparecen otros síntomas de enfermedad) es que el color marrón en la mucosidad se corresponda con algo que se ha inhalado, como contaminación en el ambiente, polvo o tierra, humo o tabaco, etc. Su objetivo es limpiar los pulmones de esas partículas nocivas. 
  • Mocos negros: salvo en personas fumadoras o consumidoras de drogas, los mocos negros pueden indicar una infección fúngica (por hongos) grave y es importante visitar al médico de forma urgente.

Medicamentos mucolíticos para tratar los mocos más comunes en gripe y catarro

Para el tratamiento del incremento de la producción y viscosidad de la mucosidad, con el objetivo de facilitar su disolución y así evitar el riesgo de infección y problemas pulmonares, los medicamentos mucolíticos son eficaces. Fluimicil contiene acetilcisteína, un principio activo que fluidifica el moco existente, por acción directa, rompiendo los puentes disulfuro. Esto permite que no se aumente su volumen y ayuda a expulsar la mucosidad, mejorar la respiración y evitar complicaciones.

Aprende a prevenir gripe, catarros y resfriados

Aprende a prevenir gripe, catarros y resfriados

El paso del verano al otoño es la temporada crítica, ya que con los primeros

Remedios caseros para expulsar mocos del pecho y despejar las vías respiratorias

Remedios caseros para expulsar mocos del pecho y despejar las vías respiratorias

La mucosidad que se acumula tanto en el pecho como en la nariz es un síntoma

Cómo y cada cuánto tomar Fluimucil

Cómo y cada cuánto tomar Fluimucil

En muchas ocasiones, algunos procesos catarrales y gripales pueden presentar